Número de registro sanitario

 

C-36-001549

Disciplinas Marciales, Kung Fu y Defensa Personal

Desde su origen, el Kung Fu ha contribuido a mejorar la vida de cientos de millones de personas. Éste es el motivo por el cual las autoridades chinas han propuesto a la UNESCO que declare al Kung Fu Patrimonio de la Humanidad.

El Kung Fu promueve la Paz y la Armonía, y hace a las personas más aptas y solidarias, y aunque en occidente se le considera básicamente un método de autodefensa, de su práctica se derivan muchos otros valores personales y sociales.

Fue el primer sistema de movimiento humano pedagógico y científicamente estructurado.

Éste es el Kung Fu genuino y original (Kung Fu Di Som), el que practicamos y potenciamos, el que existía antes de que surgiese la proliferación de "escuelas", "estilos" y "linajes".

La clara superioridad vital de ciertos animales con respecto al hombre motivó que los fundadores del Kung Fu decidieran estudiar el reino animal con el fin de trasladar al hombre dichas capacidades vitales. El resultado fue la mejora indiscutible de las cualidades físicas, coordinativas y estratégicas del ser humano.

La variedad de movimientos y técnicas que aportó al Kung Fu la observación de estos animales fue de tal magnitud que aún hoy continúa siendo el arte marcial más dinámico y con mayor base formativa que existe. Quizás por ello sea el más adaptable a cualquier edad y condición física, y las mejoras físicas, técnicas y psicológicas se notan desde el primer día.

Defensa Personal

La defensa debe entenderse fundamentalmente como el derecho natural e innato que tiene toda persona de utilizar la fuerza física para repeler en el acto toda agresión injusta contra la cual no quepa en el momento de producirse otro medio de defensa.

A través de nuestras distintas modalidades de defensa personal podemos acercarles una actividad de sencillos contenidos y de probada eficacia. 

Di Som® Tui © 2015. Todos los derechos reservados.